Follow by Email

31 dic. 2007

3-2-1-0

me pregunto si la escritura es un acto de libertad o una trampa con sus propias leyes internas frente a las cuales no puedes más que rendirte. en ese caso uno sólo es un aprendiz en descifrar estas leyes, comprenderlas, aceptarlas.

30 dic. 2007

el reino

mis asentamientos son tan efímeros que apenas salgo de uno de ellos pareciera como que todo se desvanece y me viene siempre una angustia por lo no realizado, lo que no dije, lo que no conocí mejor, etc, es una trampa bastante cruel. desde que llegué a santiago me he recriminado por comer demasiado, ingerir alcohol en exceso, no darme el tiempo para conversar a fondo con cada uno de mis amigos, por no visitar a otros, por no poner atención a gente querida, por no hacer ejercicio, por no poder escribir, por estar angustiada por cierta claustrofobia que me produce el estar rodeada de personas en la casa familiar. pero hoy vino a mi una frase mientras practicaba yoga después de muchos, demasiados días: uno retoma más o menos donde quedó. lo mismo pasa con las escrituras a medio camino. entonces sólo se trataría de un poco más de esfuerzo y de perseverar, de seguir adelante sin culpas por robarse el tiempo de uno mismo y negárselo a ratos a los demás. así es este cuento...regalo de año nuevo

9 dic. 2007

maletas

Otra vez reunir los objetos de un período, las libretas de anotaciones, los cuadernos, discos, la ropa, metiendo esos pedazos de la propia historia reciente en baúles, maletas, compartimentos en que no caben bien. Recortando los artículos publicados, dejando pendientes para el regreso. también empaco recuerdos. El de la otra noche en que llegando a casa tuve que observar el espectáculo de T desnudo con un amigo y una chica en el sillón. Les hice señas desde lejos y al ver que ellos seguían en lo suyo, le pedí si podían irse a su cuarto. Entonces comenzaron los insultos, estigmas con los que los machos supuestamente liberados creen ofender a una mujer: amargada, reprimida, te falta pene, no te han cogido bien, etc. Luego, al insistirle que más bien no me apatecía ver el show (y que de elegir verlo sería con otros protagonistas) comenzó una cruzada moral contra la persona equivocada, mientras aseguraba que para él el sexo era como comer y que en qué me molestaba verlos. En fin, inútil discusión. Los gritos prosiguieron hasta las 3 am por haberle cagado la onda a él, pobrecito, que no había tenido sexo en dos meses.
Ni mi peor enemigo me había insultado y gritado tanto. Empaco todo eso, quizás un poco más fuerte, más agotada la paciencia. El año anterior en otra discusión por no lavar los platos o algo así su ex chica había intervenido totalmente fuera de lugar con una pregunta: "y a vos no te gustan las nenas?". -no-, respondí mientras seguía argumentando con T. Los tres estábamos sentados en el mismo sillón. Yo no había percatado que ella llevaba sólo una camiseta, de pronto -a pito de nada- se abrió de piernas enseñándome el coño. Diablos! y uno que no está para público de nadie.

2 dic. 2007

sin calefacción

estoy bien, congelada pero bien, por la ventana se ve la nieve, pero todo bien, salí a caminar y me metí en lo más caliente que encontré, un sauna, y olvidé todo. la calefacción se descompuso el día de la fiesta más rara a la que haya asistido en el último tiempo, y en mi propia casa. la música confeccionada en base a sonidos de nintendo nos llevaba para arriba y para abajo, intermitentemente, tan arriba o tan abajo como te puede arrastrar el invierno neoyorkino. hay que estar preparado.
algo le pusieron al vino o a la cerveza, le gente se volvía loca, más de uno trató de seducirme -una chica incluida-, pero yo no ando para tales trotes. al final decidí irme a dormir cuando la fiesta no acababa, le puse llave por dentro a la puerta y aún se sintieron algunos toc toc a altas horas de la madrugada que no respondí. a las 9.30 am dos amigos dormían en el sofá, no tuvieron la ocurrencia de taparse, pobres. me fui acostar de nuevo. a la 1.30 pm todavía quedaba uno durmiendo semi sentado y sin abrigo. qué noche!