Follow by Email

19 mar. 2006

cambio de hábito

no besar a hombres desconocidos que encuentras en la calle; evitar esa atracción malsana hacia tipos con los que no podrás conversar después del sexo, ese interés de antropóloga urbana ; contar hasta diez antes de responder sus mensajes en portugués porque ya le diste tu fono y ya lo besaste pese a lo ridículo de la escena de citarse en una plaza de niños jugando y él vestido con camiseta verde y amarilla reconocible desde lejos, y su historia de inmigrante trabajador nocturno sin amigos y sin fiesta y más o menos evangélico y tú mirando el reloj y mintiendo tengo algo que hacer y él insistiendo te acompaño y la luz de la tarde lo hizo parecer atractivo más las canciones de roberto carlos en su lengua materna; pero no, ya no estabas para contarte esos cuentos a ti misma.

3 comentarios:

Alina Reyes dijo...

aunque ya podía leerte con extraños caracteres, logre poner el doctype y leo más claro. Todavía no chequeo en pc...amanecerá y veremos

JuanMapu dijo...

Bueno, el comment lo hice en tu nombre. Seguimos en espejos creo. mañana miro en pc.

Rush dijo...

sobre los cariocas, nunca he besado a un carioca,o a una carioca...lo unico que tengo como referente grato del gigante verdeamarelho es la bossa nova, y mi idea de cambiar el juego de cariocas de cartas , en vez del tipico 2 trios y 2 escalas y ese tipo de mamoneces, la jugada maestra era demostrar que las doce cartas que tenias en la mano no tenian ninguna relacion entre si...si lo lograbas podias apoderarte de las almas de quienes estaban jugando... pocas personas quisieron jugar conmigo en esta modalidad...pero las que jugaron...guardo sus almas como un tesoro