Follow by Email

8 may. 2007

penas de amor

Adelgazan. Te hacen acordar de los amigos, ponerte profunda y sentimental, comprarte ropa nueva, cuestionar qué es lo que tanto te gusta de esa persona si hay tantas otras cosas que no te gustan, pensar en qué es lo que quieres, recordar todos los placeres de la vida y permitírtelos, ponerte guapa, leer El Discurso del amor de Roland Barthes y analizar los signos y señales fríamente mientras te ríes de ti misma. El amor es un lenguaje inventado-interpreto que dice Barthes-, un repertorio de actitudes que todos asumimos en determinado momento, una lista, un diccionario tal vez un poco estúpido.

Después de todo no hacen tan mal.

3 comentarios:

MapuJuan dijo...

son liberadoras e intimas, indulgentes como bien lo dices. just you.

piteate un cuico dijo...

numca esta dema un disionario

salutasiones y besos feroses

cogollo, mui feros

eutanacia dijo...

las penas siempre quedan, como el frio buzon de voz, como la llamada q nunca llega,pero el amor no duele,nuestra dependencia,la soledad q nunca se cansa de buscarnos, eso es lo q duele, en el mundo, en la cabeza.