Follow by Email

23 sep. 2008

de la libreta de notas antigua

cocina
la joven poeta puertorriqueña viene y prepara el plátano macho, sin sospechar. Lo comemos frito con mojo de ajo.

1 comentario:

Marcelo Munch dijo...

El concepto de "lector ocasional" me sabe a porquería, y dicho desde el escribano, un simple asunto de facilismo y falta de agallas.

Desepción, nada más. Ya no hay lector. Ya no hay saludos.