Follow by Email

12 oct. 2005

J train

las metas del día eran cumplir el ayuno autoimpuesto y cambiar las tarjetitas de HyM por el dinero que falta para la renta. razón que me obligó a salir de casa desafiando el frío y pasear con el sonar de tripas y sin hacer caso a la amenaza de bomba que podría estallar en el tren subterráneo. ánimo, me dije, resiste, lo que no mata fortalece, y otras frases hechas. sería tan fácil quejarse o derramar un lagrimón. pero escribo, entonces soy afortunada. el precio es la incertidumbre.

eyesore
el dolor de ojos del que habló el viejito puertorriqueño que entrevisté en un jardín comunitario del bronx, para explicar cómo era su barrio en los 70, cómo mismo es en parte ahora, cómo es el centro de la ciudad con su zona cero, etcétera.


Down town y el propio desvarío, el punzazo en la pierna que pronto se convertirá en marca o trofeo por haber brincado en el subway.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

porque se corto el cabello?

Alina Reyes dijo...

recorté los titulares de los periódicos, mi cabello, el vestido, la ropa interior...por qué es tan curioso usted?

Anónimo dijo...

!!?