Follow by Email

19 sep. 2007

secretos de reinas


según mi amiga nicole mi frustración le recuerda a un poema de Angélica María Dávila "te escribo temblando desde mis papeles", poeta que desconozco. colgué mis manuscritos en medio de una exhibición, era un relato para ser leído por fragmentos y en orden, siguiendo una pequeña ruta. como me agregué tarde, a los papeles arrugados en las paredes no los acompañaba ninguna explicación y casi nadie los leyó. tal vez dejaron de ser manuscritos -que el público estaba supuesto a desarrugar y leer- para convertirse en piezas desechables que permanecieron tan secretas como el título de la muestra.

4 comentarios:

Hoy, artista dijo...

si te consuela, es lo que tantos hacen con el arte, sólo que no tan obviamente! Bueno, ¿nos leerás algo de esto en la próxima reunión? Me gustó la idea del caminito!

sinseso dijo...

claro, es medio lógico sentir frustración cuando no salen las cosas como las pensado.

son las expectativas.

sinseso dijo...

como las has pensado

nicolececilia dijo...

bueno, el arte tiene su manera de comunicarse con la gente. los manuscritos son cosas super delicadas y no todo el mundo está preparado para la intimidad. a mí me gusta lo del intento fallido de exposición, porque le da otro significado al gesto de entrometerse en lo privado. seguro si hubieran estado rotulados la relación manuscrito-lector hubiera sido otra cosa, pero entonces el objeto/manuscrito también habría sido otra cosa.