Follow by Email

6 nov. 2007

miauuuu

llueve en nueva york y todo lo que pasó antes queda atrás, te lo dije, es como cruzar policía internacional rápido y sin darse vuelta a mirar para que la pena, los nervios o lo que sea pasen pronto. no es que uno se olvide, es que ya aprendió a despedirse de madre, padre, amigos, hermanos, amantes fugaces, el perro, el gato, la vuelta de la esquina, el bar favorito, el grupo de bohemios peleándose a muerte por el nombre de un poeta o por cosas menos importantes como el propio libro en elaboración, el propio ego, el propio nombre defendido en medio de medallones de vino tinto. la altura del df me afectó, creo que a ti también. me di cuenta cuando me llevaste a la azotea por primera vez y quizás por lo mismo mi cuerpo se tensó. no fueras a pensar que los latidos eran tan rápidos por la cercanía de tu boca. la verdad por momentos se me pasó eso por la cabeza, que tu corazón latía más rápido por mí, pero no había motivos para tal cosa, apenas nos conocíamos, no es cierto? y a uno no le anda latiendo el cuore por cualquier desconocido. el gato maúlla al lado mientras escribo esto, quiere su dosis de marihuana -aquí la hacen para gatos-, yo acabo de fumar un poco de lo que crucé de contrabando y rompí nuestro pacto de drogarnos juntas. uff es que la suya se acabó y tanto jode que le di de la mía, pero no le gusta a la gata mañosa. bueno, en qué iba? ah, claro, las lágrimas. es cierto que me dan pena las despedidas, aunque uno se va curtiendo, en realidad creo que lo que afectó mi visión fue el smog, tan fuerte allá en la capital de méxico que mis ojos santiaguinos y todo no están acostumbrados. así que no te vayas a imaginar otra cosa, soy una chica ruda y cada vez lloro menos por algún hombre, porque cada vez me interesan menos y no me molesta dormir sola sin ningún perro que me ladre. me molestan los ronquidos, los pies fríos, los descariñados. sé que no cabes en ninguna de las categorías anteriores, también sé que me entusiasmé más de la cuenta. pero no sería la intensidad que provoca el saber justamente que cada cual tiene un ticket con destinos diferentes, a miles de kilómetros de distancia?

2 comentarios:

Hoy, artista dijo...

Nena, me transportaste a mis propias aventuras entre España y Marruecos y los amantes imposibles.

nataX dijo...

esos descariñados, a mi tambien ya me tienen harta, no puedo escucharlos mas, mucho hablan y poco aman y sin embargo me cuesta a mi tambien encariñarme con los enamorados.