Follow by Email

29 nov. 2008

miedos

al final de un camino, a no reconocer la dirección, a no saberme deslizar suavemente por ese bosque desconocido, innombrable, a que me fallen las fuerzas, el hacha para talar las palabras, a que me fallen las fuerzas, el hacha para talar las escenas cotidianas, a que me traicione y regrese a a lo de siempre, y no me deje ser.

1 comentario:

sinseso dijo...

no te fallarán las fuerzas