Follow by Email

26 jul. 2005

gajes del oficio



la escritora está confundida. el calor la atonta, la ciudad la agobia. no sabe adónde vivirá en cinco días más. no sabe si quedarse o partir, al menos por unos meses, descansar de New York. el fin de semana ingirió unos hongos en la playa, pero no alcanzaban para Reymundo, el pintor chileno que la invitó, por lo que bajó un poco para poder comunicarse. el regreso a la ciudad la tiene algo deprimida, sin ánimo para trabajar. los robos la están desgastando. el amante misterioso también. acaba de llamarlo. la primera vez respondió algo extrañado y la comunicación se cortó. la segunda le pidió que fuera más cuidadosa, que no estaba solo y que tratara de llamar a la hora correcta. Esta es la hora correcta? No. Entonces cuándo? Viernes o sábado en la noche. Ok, bye. bye. En estos momentos le gustaría verlo de nuevo, follárselo -por supuesto- y despedirse. Le empieza a parecer demasiado complicado.

No hay comentarios.: