Follow by Email

2 jul. 2005

West 4

La reunión con el ex amante polaco, situación que no debería haberse extendido más allá de esas tres noches, agradables, pero no extraordinarias, bueno, quizás una de ellas lo fue, pese a las dificultades idiomáticas, a las diferencias personales, a los cuerpos que no se acoplaban. Pero era eso. Nada más. Por qué vino? Está claro que a buscar su bolsita de marihuana. Pidió un momento más largo, pero es él quien tiene que irse, y casi se duerme mientras ella se esfuerza por llenar los momentos sin interés. Se aburre sobremanera mientras lo acompaña al subway, oyéndolo hablar del futuro y su vida, pensando si decirle que no llame más, pero ni siquiera es necesario. Al despedirse en la entrada al subway sólo le desea “good luck”.

No hay comentarios.: