Follow by Email

10 ene. 2007

secretos


no me quedé con ninguna copia del libro de tapas de tela roja -que siempre me pareció de esos recetarios familiares dando vueltas por la cocina-, cosido en la portada con hilo de verdad, como quien se parcha el corazón un poco, antes de abrir la boca.
se me quedó la caminata por brooklyn y algunos de esos secretos deshilvanados por la autora, mientras la ciudad industrial parecía decirnos -sobre todo a mí tan perdida en new york, buscando la ruptura de los límites ficticios, buscando borrar al AUTOR- que al saltar de un cuadrado al otro de la acera literatura y verdad podían coincidir, unirse con un hilo impreciso al menos un instante, aunque después se descosieran.

hoy me despedí de nicole y no me dio tanta tristeza; más bien pensé en correr a casa y comenzar a ordenar los secretos que llevo a cuestas y que tanto trabajo me da hilvanar.

*más información sobre Secretos familiares en www.nicolececilia.blogspot.com

1 comentario:

nicolececilia dijo...

en el avion venia pensando que me gustó despedirme de ti porque no fue triste ni dramático. el vino, la yerbita, tus consejitos mexicanos y nos vemos pronto. ya tengo casa. todo está bien. después te escribo. y tendrás tu copia especial para ti. ;)